¿Qué me está pasando?

Te orientamos sobre tu problema visual

Síntomas habituales de las enfermedades visuales

A veces una enfermedad visual puede producir uno o varios de estos síntomas. Entre los más frecuentes que las enfermedades oculares producen están:

  • Estress y fatiga visual, vista cansada.
  • Problemas de lectura.
  • Visión borrosa.
  • Ojos secos.
  • Visión nocturna deficientes.
  • Dificultad para enfocar objetos de lejos.
  • Dificultad para enfocar objetos de cerca.
  • Deficiencias en la agudeza visual.

En cualquier caso siempre recomendamos la visita al oftalmólogo para determinar la patología así como su tratamiento.

Enfermedades oculares más frecuentes

La Hipermetropía

Los objetos lejanos se ven con nitidez mientras que los objetos próximos se ven borrosos. Se trata de un defecto refractivo inverso al de la miopía. A diferencia de la miopía no es progresiva y no suele producir complicaciones.  Se trata mediante el uso de anteojos correctores.

La Miopía

Trastorno muy habitual en el que los objetos lejanos no se ven bien. Sin embargo, los objetos más cercanos se ven con mayor claridad. La miopía es un defecto del ojo en el que el punto focal se forma delante de la retina, en lugar de en la misma retina, como sería normal. Se trata mediante el uso de anteojos o lentes de contacto.

Astigmatismo

Se da cuando la imagen de un objeto se ve borrosa y distorsionada . Está originada por una curvatura incorrecta en la zona anterior de la córnea, de tal forma que la refracción vertical es diferente a la horizontal. Este problema ocasiona dolor de ojos, cabeza y mucha fatiga visual. Se trata mediante la utilización de gafas con lentes correctoras.

Presbicia

Se trata de la pérdida de la capacidad de ver claramente los objetos cercanos o letras pequeñas, que suele corregirse con gafas para leer. Es un proceso normal que ocurre durante toda la vida, pero puede que no se note ningún cambio hasta después de los 40 años.

Síndrome de la visión del ordenador

Se llama así a un grupo de problemas oculares y visuales relacionados con el uso prolongado de las pantallas de ordenador. Los síntomas incluyen: fatiga ocular, dolores de cabeza, visión borrosa, ojos secos y dolores en el cuello y los hombros.

Enfermedades oculares más frecuentes

Acromatopsia

Más conocida como “daltonismo”, consiste en la incapacidad de distinguir ciertos colores. Esta enfermedad produce que las personas que la padecen no pueden distinguir los colores sobre todo el rojo y el verde.

Ambliopía, el “ojo perezoso”

Es típica en los niños y consiste en la reducción de la visión en un ojo. Se produce por una deficiente transmisión de información entre el ojo y el cerebro.

Estrabismo

Hablamos de estrabismo cuando uno de los ojos se desvía. El problema se corrige mediante el uso anteojos especiales, con parches, ejercicios musculares y en algunos casos por medio de cirugía. La detección precoz es esencial para establecer el equilibrio muscular, es decir, recuperar el paralelismo de los ojos.

El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos anteojos o ejercicios, también es importante señalar que la mayoría de los estrabismos en el cual un ojo se desvía hacía arriba o hacia abajo también requieren cirugía.

Ceguera

Se llama ceguera a una pérdida total o muy severa de la capacidad visual. Una persona ciega es incapaz de percibir claramente la forma de los objetos, aunque puede conservar una mínima función que la ayude a distinguir entre la luz del día y la noche.

Cataratas

Cuando el cristalino se vuelve opaco. Entonces pierde su transparencia habitual. Como consecuencia se produce una pérdida de visión progresiva, que puede llegar a ser total, si no se realiza el tratamiento adecuado. Se puede corregir mediante intervención quirúrgica.

Moscas volantes

La mayoría de las personas ven pequeños puntos o manchitas que flotan a través del campo de visión cuando están en habitaciones bien iluminadas. Suelen ser normales, pero a veces pueden indicar un problema ocular más grave, como el desprendimiento de retina, sobre todo si se detectan destellos de luz. Si nota un cambio repentino en el tipo o número de puntos o destellos que se ven, visite a su médico tan pronto como sea posible.

Conjuntivitis

La más recurrente es la conjuntivitis alérgica que se da principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) y sus síntomas son picazón, lagrimeo, sensación de arenillas, enrojecimiento ocular y secreción. También existe la conjuntivitis infecciosa causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos.

Lagrimeo

La sensibilidad a la luz, el viento o los cambios de temperatura pueden causar un lagrimeo constante en los ojos, pero utilizando unas buenas gafas de sol, el problema puede quedar resuelto. El lagrimeo también puede ocultar un problema más grave, como una infección del ojo o un conducto lagrimal obstruido.

Blefaroespasmo

Es un molesto tic nervioso en los ojos. Además de las contracciones o espasmos repetitivos e incontrolables del párpado, generalmente en el superior, la persona puede tornarse muy sensible a la luz o presentar visión borrosa.

Cataratas

Las cataratas son áreas nubladas que se desarrollan en la lente del ojo. Cuando la catarata está presente, la luz no puede atravesar la lente con la misma facilidad; como consecuencia, la visión puede verse afectada. Las cataratas a menudo se forman lentamente, sin causar dolor, enrojecimiento o lagrimeo en el ojo. Algunas permanecen pequeñas y no alteran la visión. Si se convierten en grandes o gruesas, las cataratas se pueden remover con cirugía.

Sequedad en los ojos

Esto sucede cuando las glándulas lagrimales no pueden producir suficientes lágrimas o producen lágrimas de mala calidad. Los ojos secos pueden ser incómodos, causar picazón y ardor, y rara vez alguna pérdida de visión. El especialista le puede sugerir el uso de un humidificador en su hogar o lágrimas artificiales.

Glaucoma

Se produce cuando hay un deterioro típico y progresivo del nervio óptico. Se asocia a menudo con un aumento de la presión del ojo. Cuando se aumenta esta presión, puede estar asociada con un daño en el nervio óptico, lo que se llama glaucoma primario de ángulo abierto.

En cualquier caso siempre recomendamos la visita al oftalmólogo para determinar la patología así como su tratamiento.

Imprimí o compartí esta información con tus amigos!