“Baja visión” quiere decir que la vista de una persona no se puede corregir a pesar de usar anteojos, lentes de contacto, medicamentos, o después de una cirugía. Las tareas diarias se vuelven difíciles de hacer. Se hace difícil poder leer, hacer las compras, cocinar, ver televisión y escribir.

Aunque la vista perdida no se recupera, se puede aprender a usar mejor la que queda. Hay distintas formas de hacer las cosas para continuar con sus actividades diarias.

Los ojos y la visión cambian con el pasar de los años. Estos cambios no suelen causar baja visión.

Si ves menos, es probable que tengas una enfermedad de los ojos. Algunas personas tienen pérdida de visión a causa de un accidente o defecto de nacimiento.

El oculista te puede decir a qué se deben los cambios en tu visión.

 

¿Cómo sé si tengo baja visión?

Hay muchas señales. Por ejemplo, aunque tengas los anteojos puestos, ¿te resulta difícil hacer alguna de estas cosas?

  • Reconocer las caras de tus amigos y familiares
  • Ver bien de cerca como por ejemplo cuando leés, cocinás, cosés o arreglás cosas en la casa
  • Elegir y combinar los colores de la ropa que te vas a poner
  • Hacer cosas en el trabajo o en la casa porque las luces parecen más oscuras que antes
  • Leer los carteles de la calle o del autobús, o los letreros de las tiendas

 

Si notás cambios en tu vista, hacete ver lo antes posible. Pedí un examen de los ojos con las pupilas dilatadas.

 

¿Qué causa la baja visión?

La mayoría de las personas desarrollan baja visión debido a la degeneración macular, la retinopatía diabética, el glaucoma y las cataratas.

Las imágenes que siguen representan el modo en que serían vistas por personas con estas enfermedades.

    normal
Visión normal

baja visiondegeneracion macular
Degeneración macular
Una enfermedad de los ojos que destruye la visión central.

RetDiab
Retinopatía diabética
Una enfermedad del ojo causada por la diabetes.

glaucoma
Glaucoma
Una enfermedad de los ojos que afecta la visión lateral.

catarata
Cataratas
La lente del ojo se nubla y se ve borroso.

 

¿Qué hago si tengo baja visión?

Si todavía no lo has hecho, hacé una cita con el oculista lo antes posible. No pierdas la vista que te queda.

Preguntá a tu oculista sobre aparatos de baja visión, servicios de rehabilitación y otros recursos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

No faltes a la próxima cita. Hacé cualquier pregunta que tengas. Es importante que cuides tu visión.

 

Preguntas para hacer al oculista

Es importante dialogar con los médicos y los especialistas. Si no entendés algo, preguntá hasta que entiendas.

Podés iniciar la conversación con algunas de estas preguntas:

  • ¿Cambiará mi vista? ¿Se pondrá peor?
  • ¿Qué puedo hacer para proteger o prolongar mi vista?
  • ¿Hay medicamentos o cirugía que me puedan ayudar?
  • ¿Qué cambios en mi dieta, ejercicio o estilo de vida me pueden ayudar?
  • ¿Sirve la medicina alternativa? ¿Y los tratamientos con hierbas?
  • ¿Puedo mejorar la vista con una nueva receta para mis anteojos? Si no, ¿me puede enviar a un especialista en baja visión?
  • ¿Dónde puedo hacerme un examen de baja visión?
  • ¿Cómo puedo conseguir servicios de rehabilitación?

 

Preguntas para hacer al especialista en baja visión

  • ¿Cómo puedo seguir con mis tareas de todos los días?
  • ¿Hay aparatos especiales que pueda usar?
  • ¿Qué entrenamiento y servicios existen?
  • ¿Cómo va a afectar mi trabajo?
  • ¿Dónde puedo encontrar apoyo y recursos?

 

Programas de rehabilitación

Si te diagnostican baja visión, te pueden recomendar rehabilitación.

El especialista en rehabilitación visual te enseñará cómo seguir con tus actividades de todos los días en tu casa o en el trabajo. Por ejemplo, cómo usar aparatos especiales, ir de un lado a otro, tomar el autobús, hacer las compras, cocinar, coser, leer, pagar las cuentas, etc.

Algunos de estos cambios son muy simples y pueden hacer una gran diferencia en tu vida.

 

¿Qué me puede ayudar en la vida diaria?

Hay muchas cosas que puede hacer para aprovechar la visión que te queda.

La pérdida de visión y las enfermedades de los ojos son distintas en cada persona. Tal vez necesites uno o más aparatos para ver de cerca o de lejos.

Existen aparatos grandes y pequeños que pueden ayudarte con tus tareas diarias. El especialista te podrá decir cuáles son más apropiados para vos. En algunos casos necesitarás una receta o entrenamiento para usarlos correctamente.

Estos son algunos aparatos con lentes especiales que te pueden recetar:

  • Lentes telescópicos
  • Lentes prismáticos
  • Lente monocular

Estas son otras cosas que te pueden ayudar en la vida diaria:

  • Libros y revistas con letras grandes
  • Cheques especiales
  • Relojes y teléfonos con números grandes
  • Aguja especial para coser
  • Cinta especial para marcar aparatos en la cocina o en el trabajo
  • Relojes que dicen la hora
  • Grabadoras
  • Aparatos que ayudan a medir líquidos
  • Lupas para leer
  • Letra grande en la computadora y software con voz
  • Sistema de ampliación de texto
  • Bastón para caminar por la calle

Para que estos aparatos sirvan, es importante aprender a usarlos de forma correcta. Preguntá sobre programas de rehabilitación para vivir tu vida plenamente.

 

No estás solo

Pedí ayuda. No tengas vergüenza de decir que tenés pérdida de visión.

Tu familia, amigos y vecinos te ayudarán mejor si saben qué necesitás.

También podrías conocer a gente que pasa por una situación similar. Preguntá por grupos de apoyo en tu localidad.

Continuá con tus actividades diarias
Podés hacer algo sobre la pérdida de visión. Preguntá. No te dés por vencido.
Podés continuar con tus tareas diarias y disfrutar de la vida.
Hacelo por tu salud y por tus seres queridos.

 

Glosario

Aparatos de visión y adaptación–visual and adaptive devices

Aparatos (dispositivos) recetados y no recetados que ayudan a las personas con baja visión a aprovechar la visión que les queda. Ejemplos: lentes de aumento, libros con letras grandes, bastones blancos y lentes telescópicos.

Baja visión–low vision

Una persona tiene baja visión cuando la vista no se puede corregir a pesar de usar anteojos, lentes de contacto, medicamentos, o después de una cirugía. Las tareas diarias se vuelven difíciles de hacer. Se hace difícil poder leer, hacer las compras, cocinar, ver televisión y escribir.

Catarata–cataract

La lente del ojo se nubla y se ve borroso. Se opera para sacar la lente opaca y colocar una lente de plástico. Por lo general, esta operación es segura y tiene éxito.

Degeneración macular relacionada con la edad— age-related macular degeneration

Una enfermedad de los ojos con pérdida de visión central. En los Estados Unidos, es la causa principal de pérdida de visión en la gente de 65 años de edad o más.

Especialista en baja visión–low vision specialist

Un profesional especializado que puede recetar aparatos de baja visión y enseñarle cómo usarlos.

Especialista en rehabilitación visual–vision rehabilitation specialist

Especialista que entrena a personas con baja visión a usar aparatos, técnicas de adaptación y recursos en la comunidad.

Glaucoma–glaucoma

Una enfermedad de los ojos relacionada con la presión alta en los ojos. La presión alta en el ojo daña el nervio del ojo y lleva a pérdida de visión. El glaucoma afecta la visión lateral (periférica).

Oculista–ophthalmologist, optometrist

Un profesional que diagnostica y trata enfermedades de los ojos. Puede recetar anteojos y lentes de contacto.

Programas de rehabilitación–rehabilitation programs

Servicios y entrenamiento para que las personas con baja visión aprovechen la vista que les queda. Enseñan a la persona a usar aparatos y técnicas de adaptación y recursos en la comunidad. Son muy importantes para que la persona se adapte nuevamente a las actividades de la vida diaria.

Retinopatía diabética–diabetic retinopathy

Esta enfermedad del ojo es causada por la diabetes, la cual se debe a un nivel alto de azúcar en la sangre. Esta enfermedad puede causar pérdida de visión.

Imprimí o compartí esta información con tus amigos!