La hipermetropía (mala visión de cerca), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta o dobla la luz adecuadamente y las imágenes no se enfocan claramente. Cuando existe una hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos.

Las personas experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas personas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras personas con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos.

Para que sea posible que nuestros ojos vean, los rayos de luz deben ser doblados o refractados por la córnea y el cristalino y así puedan enfocarse en la retina, la capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo. La retina recibe la imagen formada por los rayos de luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico, el cual es en realidad una parte del cerebro.

Al igual que la miopía (mala visión de lejos), la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye.

 

hipermetropia2Cuando hay una hipermetropía, el ojo es demasiado corto. Los objetos cercanos se ven borrosos porque las imágenes se enfocan más allá de la retina.

 

Síntomas:

Algunas señales y síntomas de la hipermetropía incluyen tener dificultad con las tareas de ver de cerca, como la lectura, tener la vista cansada, entrecerrar los ojos y tener dolores de cabeza.

examen-vista-03La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa debido a que sus ojos son capaces de doblar los rayos de luz para colocarlos directamente en la retina.

 

Cómo se detecta?

Tu oculista puede diagnosticar una hipermetropía durante un examen ocular completo. Él o ella determinará si tenés hipermetropía mediante un examen estándar de la visión, donde se te pide que leas las letras en un cuadro colocado al otro extremo de la habitación.

Si la prueba demuestra que la visión es hipermétrope, el médico usa ciertos dispositivos de examen para saber qué está causando la hipermetropía. Poniendo el resplandor de una luz especial en tus ojos, un retinoscopio es utilizado para ver cómo se refleja la luz en la retina. A medida que la luz se refleja desde el interior del ojo, el dispositivo puede indicar si una persona es miope o hipermétrope.

Tu oftalmólogo también utilizará un foróptero, un instrumento que mide la cantidad de errores de refracción que puedas tener, y que ayuda a determinar la prescripción correcta para corregirlos.

 

Cómo se resuelve este problema?

Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía. Estos ayudan a la reorientación de los rayos de luz sobre la retina, compensando la forma de tu ojo. También pueden ayudar a proteger tus ojos de los perjudiciales rayos ultravioleta (UV). Un revestimiento para lentes que repele los rayos ultravioleta está a tu disposición.

business woman, portraitNo hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía.

No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para vos depende de tus ojos y tu estilo de vida. Hablá sobre tu estilo de vida con tu oculista para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para vos.

Imprimí o compartí esta información con tus amigos!